Simone Folcarelli

Simone Folcarelli

Mi amigo Simone un día me habló sobre una curiosa prueba física y mental con la que puedes averiguar, sin necesidad de tutoriales, profesores o escuelas de música de por medio, si estás hecho o no para tocar la batería.

Tienes que sentarte frente a una mesa y apoyar en el borde el final de tus dos índices, bien estirados como gusanos. Luego, al mismo tiempo que con uno de ellos golpeas repetidas veces la superficie como si matases a una mosca que ni se mueve ni se quiere morir, con el otro tienes que barrer horizontalmente.

Cuando lo creas oportuno, has de ser capaz de intercambiar a la velocidad del rayo lo que estabas haciendo con los dedos, de manera que el que antes barría ahora golpea, y viceversa. Clic. Y luego otra vez. Clic. Y otra, y otra. No pensar, simplemente hacerlo. Clic, clic, clic.

Nunca fui capaz. Poco después le hice este vídeo, también a base de clics, clics, clics. Pero de la cámara, y con solo el índice derecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s