Lección de fotografía en la prensa

El pasado martes 6 de enero se supo la nueva cifra del paro en España y los principales periódicos españoles de información general coincidieron en ilustrar sus portadas con un mismo acontecimiento: la reunión celebrada con motivo de la presidencia europea española del presidente Zapatero con el ex presidente Felipe González, la actual vicepresidenta económica, Elena Salgado, su antecesor Pedro Solbes,  y con el ex presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors.

No obstante, las fotografías elegidas por los periódicos y en especial por El País, El Mundo y ABC, mostraban perspectivas radicalmente distintas:

Tres visiones de la noticia
La intencionalidad de la imagen elegida por El Mundo es tan obvia que casi sobrarían las explicaciones. El encuadre elegido muestra a los dos sujetos protagonistas arrinconados uno a cada lado y dándose la espalda, dejando que todo el protagonismo del centro de la fotografía se lo lleve la escultura que adorna el salón del Palacio de la Moncloa. Además, el hecho de que cada político esté mirando hacia el exterior de la fotografía hace que ésta tenga aún más tensión si cabe. El nombre que esto recibe en fotografía es el de romper las normas, y normalmente esta rebeldía ante los cánones establecidos suele ser bien recibida si se hace correctamente.

ABC opta por una fotografía similar aunque menos drástica por su encuadre abierto gracias al cual podemos apreciar algunos elementos más de la estancia, entre otros la bandera europea, principal ‘culpable’ de la reunión. Pero de nuevo el tratamiento que se le da a la imagen junto al enorme grafismo de portada evidencian la intención del periódico.

El País curiosamente muestra también a presidente y ex presidente dándose la espalda, pero junto a ellos también podemos ver al resto de contertulios y la práctica totalidad de la estancia, con mesa, ventana y señora incluídos. Es decir, el fotógrafo ha decidido llenar el encuadre de elementos para tratar de hacer una representación lo más fiel posible de lo acontecido con, insisto,  Zapatero y González también dándose la espalda.

Como curiosidad llaman la atención los textos que acompañan a las fotografías. Lo que El País etiqueta como ‘grupo de sabios’ es denominado ‘los reyes del paro‘ por El Mundo. ABC por su parte ve precisa la incorporación de un “y en Moncloa cada uno a lo suyo” que acompañe a la imagen.

Los medios y su público
Esto que hoy escribo no es nuevo, de hecho es casi tan antiguo como la prensa en sí misma, pero cabe plantearse qué persiguen exactamente los medios de comunicación ilustrando un acontecimiento de forma tan distinta. No resulta demasiado factible que alguien vaya a modificar su intención de voto influenciado por el modo en el que los medios de comunicación nos vendan su visión de la realidad. Porque para empezar, la cifra de votantes que prestará atención a medios de comunicación no alineados con sus ideas es aún muy pequeña, pero por suerte aún resulta decisiva en muchos comicios (indecisos los llaman).
Es por ello que resulta mucho más factible y creíble pensar que este tipo de tratamiento informativo, más que convencer a indecisos, persigue reforzar las ideas que ya tenían los lectores de cada periódico.

Juan Jesús González y Fermín Bouza, dos estudiosos de la comunicación política que recientemente publicaron un interesante estudio titulado ‘Las razones del voto en la España democrática’ (Catarata), manejan ésta y otras muchas más cuestiones en su libro. Según los autores, resulta comprensible que los medios traten de dramatizar la escenificación de la política a fin de atraerse el interés de su audiencia, para lo que cuentan con un largo repertorio de procedimientos retóricos como el que nos ocupa. Ahora bien, en ejemplos como el de hoy cabría realizar una reflexión y preguntarse si realmente esta crítica diferenciación entre portadas es fruto de una estrategia retórica o si de lo contrario estamos ante un ejemplo más de la creciente polarización y politización de los medios. En otras palabras, ¿hasta qué punto debería verse la realidad supeditada por la intención de hacer atractiva una información?

Personalmente encuentro mucho más interesante la fotografía de El Mundo, pero sin lugar a dudas es la fotografía de El País aquella que mejor nos muestra qué está pasando y quiénes lo están protagonizando. Es decir, la fotografía del diario de Prisa cumple mucho más satisfactoriamente la función primordial del periodismo:  informar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s