Escrito en el tiempo, grabado en la historia. Septiembre 2008.

Aún andaban enzarzados a osetias Rusia y Georgia cuando fue Estados Unidos quien se llevó la nueva hostia. La crisis económica, como el otoño, tenía fecha de llegada por parte de unos analistas y unos medios que, mientras decidían si sacar la ropa de invierno o prolongar las mangas cortas, ocuparon su jornada laboral en reescribir los anuarios y las bases de datos de estadísticas con nuevas cifras récord de números rojos en lo económico.

Precisamente rojos nos quedamos no pocos al disfrutar de la personal aportación de nuestra Ministra de Fomento a las bases de datos, esta vez audiovisuales. Con su “mu grande” y su “dímelo en la calle Magdalena Álvarez brindó sendas jornadas de espectáculo televisivo made in Spain que, aunque memorables, nada tenían que ver con la rompe-audímetros emisión televisiva que se emitía al otro lado del atlántico.

La carrera por la Casa Blanca. El cíclico show estadounidense (que por algo ellos son los que lo inventaron) que como de costumbre azota las pantallas desde el primer trimestre del año promete un desenlace vibrante y de creciente expectación fijado para Noviembre. Buena prueba de ello fue la celebración del primero de los debates electorales televisados entre ambos candidatos. Democrática tradición en la paleta América y rareza en el país que le atribuye el calificativo.

Amado país el nuestro. ¿Qué sería de España sin sus rarezas? Sin sus perpetuos Lehendakaris, sus bizarras y neoyorkinas declaraciones presidenciales o sus cíclicos ejemplos de antideportividad en los campos de fútbol.

En Madrid bastante tienen con el revuelo de los desaparecidos de un juez Garzón cuyo anterior jefe de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar, acaba de ser nombrado Presidente del Tribunal Supermo y del CGPJ. ¡Menuda responsabilidad concentrada en una sola persona! Espero, por el bien de todos los españoles que se le den las cosas mejor que a cierto juez andaluz que todos recordamos.

Los hay que aún se extrañan de que la justicia deje impune al juez del Caso Mariluz ¿Acaso la deplorable profesionalidad demostrada por Rafael Tirado no constituía un claro indicio del funcionamiento actual de la justicia española?

Mientras Barcelona (¿o debería decir San Sebastián?) se recupera de Vicky y Cristina, la capital hace lo propio con el festín de la Presidentísima. Un congreso anual cuya mayor relevancia se centró en el acompañamiento musical de los políticos, denotando pues la trascendencia de la reunión pepera.

Bendito mes de titulares el que nos abandona. Es en Lost in Translation donde Bill Murray sostiene que cuanto más se conoce uno a sí mismo menos permite que le influyan las cosas que le suceden, pero es posible que con este Septiembre de 2008 hasta el mismísimo Paul Newman hubiese enloquecido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s