Atardecer de la ciudad



Dentro de la lista de cosas de Madrid que me llamaron poderosamente la atención al llegar está el Paseo de la Castellana. Se trata de una enorme avenida ,con cierta semejanza a una columna vertebral por su disposición en el mapa, que nace donde aún la ciudad no es ciudad, y que finaliza en la mismísima estación de Atocha.Durante los kilómetros de asfalto, la vía es rebautizada pasando a ser el Paseo de Recoletos y en su último tramo, el Paseo del Prado. Sea cual sea la altura del tramo en la que nos encontremos, la cascada de coches es constante y muy veloz. Desde el puente desde el que hice esta fotografía comenzaba a atardecer y los vehículos más que estructuras de acero y aluminio, parecían sombras anónimas con prisa que huían junto con el sol para probablemente descansar de la ciudad por lo que quedase de día.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s