Los debates, a debate.

En el mes de mayo de 1993 se produjo el último y más sonado debate televisado entre dos líderes políticos. En él, el por entonces presidente del gobierno, Felipe González se enfrentó con Jose María Aznar. En los dos programas emitidos ,primero en Antena 3 y en Telecinco después, se propusieron temas concretos y se expusieron las perspectivas y puntos de vista de cada uno.
Algunos puntos de vista incluso se han tornado curiosos y paradójicos con el paso del tiempo, como es el caso de “la necesidad de consenso con la ONU para realizar una intervención armada en otro país” que promulgaba Aznar en el temprano 1993.

Curiosidades aparte, el dato más importante de estos dos debates fue la audiencia: El 24 de mayo Antena 3 registró 9.625.000 de espectadores y Telecinco , una semana después, 10.526.000 (75,3% share)

José Luis Rodríguez Zapatero repite hoy esa serie de magníficos duelos que cuatro años atrás le lanzaba al Partido Popular retando a Mariano Rajoy a un debate cara a cara televisado que se produciría antes de las elecciones generales de marzo.
A la espera de la contestación del líder de la oposición sólo puedo decir una cosa: Ojalá, ojalá la respuesta fuese afirmativa y aunque fuesen necesario el establecimiento de ciertas normas de juego, se televisase un debate como es debido en este país.

¿No va siendo hora de aprovechar las enormes posibilidades de un medio de comunicación tan útil como lo es la televisión para cosas que verdaderamente importan? ¿Dónde están esas voces que dicen que al público se le está dando lo que quiere ver? ¿10 millones de personas no son suficiente motivo?
Cifras aparte, ¿no es la decisión del futuro de una nación motivo suficiente como para promover los debates?

Mis compañeros de clase de Opinión Pública encontraran en mis palabras un calco de la clase que Víctor Sampedro ha ofrecido hoy y yo por supuesto, no voy a negar lo mucho que me han hecho reflexionar sus más que sensatas quejas sobre el triste panorama audiovisual del país.

Víddeo del Debate de 1993

Anuncios

Un pensamiento en “Los debates, a debate.

  1. No puedo estar más de acuerdo. Y es que no aprovechamos en absoluto la gran capacidad de los medios de comunicación españoles. La audiencia es notable. Y siempre será ‘más fácil’ ver un debate por la TV, desde el sillón de casa, que acudir a un mitin o leerse las propuestas electorales de cada partido. Y es más, cuando dos líderes se enfrentan en un cara a cara, no solo las promesas electorales tienen cabida. Las expresiones, formas de desenvolverse, contestaciones, etc. valen más que cualquier aburrido mitin.A ver cuando tenemos la oportunidad de ver a Rayoy vs Zapatero…Un besito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s